miércoles, 1 de julio de 2009

They lost control

Dr. Strangelove: peculiar como soy, he asistido a un miniciclo de películas de 2007 acerca de dos estrellas del punk y el postpunk.

Me asomé a "Control", el biopic sobre Ian Curtis dirigido por Anton Corbijn, con cierto temor a pesar de las buenas críticas que había recibido, pues es un género muy dado a la hagiografía y el esquematismo, algo que puede resultar doloroso cuando la película se acerca a una figura interesante. Afortunadamente, sin ser perfecta, Control evita los excesos del género y consigue acercarse al espíritu atormentado de ese poeta oscuro y autodestructivo, a ese edecán de la muerte y la fatalidad que fue Ian Curtis.

En la primera parte de la película, asistimos al nacimiento y primeros pasos de Joy Division para centrarnos cada vez más en los conflictos internos de Ian hasta un desenlace que, aún siendo conocido, consigue conmover sin recurrir a la lágrima fácil. La fotografía, en blanco y negro, sobria pero también brillante, se acaba haciendo casi tan imprescindible como la banda sonora, que nos deleita con un buen repertorio de temas de la mítica banda (y algunos otros). Las actuaciones están a la altura de su difícil empresa, tanto el protagonista como el resto del elenco (embriagador el personaje de Annik). En definitiva, es una buena película, aunque quizá le falte un poco de complejidad a la hora de retratar la personalidad y los tormentos de Ian Curtis.

He aquí una escena real que aparece en la película, la actuación en el programa de Tony Wilson:



El ciclo lo ha completado "Joe Strummer, the future is unwritten" que aquí tradujeron con poca fortuna como "Joe Strummer, vida y muerte de un cantante". La dirige Julien Temple, quien ya se había acercado unos años antes al mundo del punk, concretamente a los Sex Pistols, en "La mugre y la furia".

En este caso, se aborda el personaje desde una perspectiva documental, utilizando con habilidad el recurso a las entrevistas, las imágenes de archivo (con abundancia de conciertos) e incluso a unos interesantes dibujos. Hay tramos notables en la película, pero da la sensación de que, al igual que le ocurre al protagonista, tras la disolución de The Clash se embrolla un poco y pierde algo de calidad. En conjunto, aunque es interesante no acaba de alcanzar la brillantez que se merecía el personaje.

Una canción apropiada para una conjura, la que abre el documental:



Por último me gustaría resaltar la diferencia que existe entre una estrella que muere trágicamente en el cénit de su carrera y otra que vive el ciclo completo de ascenso y caída, creo que daría para una buena conversación tabernaria, como también el hablar de Ian Curtis y de Joe Strummer, y de Joy Division y de The Clash.

Lobo de Bar: gracias doctor por tu aportación y por no haberte entretenido en exceso en disertaciones filosóficas.

Dr. Strangelove: Un placer.

12 comentarios:

Elena dijo...

Pardiez! cuan documentado...y cuan ignorante soy

Túbal dijo...

Como siempre esta conjura no para de sorprendernos, la conjura no se si irá a buen termino pero seguro que yo acabo con un vocabulario mucho más extenso, lo llamaré ¿Cómo conjurar con mil palabras? La primera, que cojones es hagiografía, eso debe ser cancer por lo menos.

Elena dijo...

jajajajajajaja

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=hagiograf%C3%ADa

yo, sin esto, no soy naaaa, naaaa

carlos baute dijo...

Llevo ya varios días entrando en esta bitácora goliardiana, planteándome el escribir algún comentario. Después de un profundo análisis, he comprobado que las personas y personajes que frecuentan esta conjura cumplen mis exigencias de decadencia estética y moral. Saludos

Elena dijo...

buff, pues si has hecho un análisis muy profundo...chungo

Lobo de Bar dijo...

Elena, pensaba que dominabas la música de la época, no pasaste de los ramones? :p

Túbal, por aquí escribe mucho friki aficionado a los palabros raros, seguro que primero los buscan en la RAE y luego los utilizan para hacerse los interesantes.

Carlos Baute, bienvenido, aunque tengo que decirte que estoy un poco quemado contigo porque desde la ventana de mi curro siempre veo un enorme cartel con los anuncios del corte inglés, y hemos pasado de la hermosa mujer que había en la campaña de primavera a tu jeto con las rebajas. Las vistas han empeorado notablemente con el cambio... espero que compenses con tus aportaciones a esta decadente e inmoral conjura.

Elena dijo...

Es necesario dominar los documentales, vida, obra y milagros???? pues ni de Parchis, pase...ya perdonará ud. gran ilustre goliardo

Lobo de Bar dijo...

A usted se le perdona casi todo :p

Anónimo dijo...

De mi parte, bienvenidas las palabras inteligentes.
Si posees pocas de ellas, también tienes pocas ideas:siempre van juntas.
Desconfiaría de un goliardo que no supiera manejarlas. No hay conjura posible sin lenguaje.

Anónimo dijo...

No era mi intención hacer un comentario anónimo y menos sobre un tema tan cercano. Sólo intentaba que saliera mi nombre pero no el mail.
Rouse

Coco dijo...

Impresionado me has dejado (también queda un poco de gilipollas alterar el orden habitual de las palabras) con estas dos historias. Parecen críticas profesionales (no dudo de la profesionalidad del Dr.

Estoy pensando que más poner pero llevo una semana de fiestas y mis neuronas están en el bar.

Coco Espeso

Lobo de Bar dijo...

Rouse, el Carlos Baute que aquí ha escrito (el otro no lo sé) tiene palabras e ideas inteligentes, puede ser un goliardo de pro.

Coco, ¿qué tal ha acabado esa temible semana de fiestas castoriles? ¿aún queda alguna neurona por ahí?