lunes, 11 de mayo de 2009

Durísimas acusaciones

He estado navegando por internet con mi galeón (retratado abajo) en busca de posibles indicios de que la conjura esté llamando la atención de las autoridades. Por suerte, los estúpidos consejos sentimentales del Dr. Strangelove les han debido distraer, consiguiendo que no capten la verdadera y peligrosa esencia de este blog.

Bien, pues mientras navegaba he encontrado el artículo de wikipedia que habla sobre los goliardos y no me ha convencido demasiado, de hecho, me ha terminado indignando. Aparte de cierto desorden en la exposición en la que se mezclan conceptos muy diversos, unos más acertados que otros, el texto acaba con una acusación gravísima y, a todas luces, falsa.

Aclararé primero esa confusión de definiciones de la wikipedia. Los insignes goliardos que escribimos en este blog (los amigos de Tucson, Arizona, el escritor tuberculoso y maldito, el Dr. Strangelove, yo (Lobo de bar) y otros personajes de lo más variopinto que todavían no se han querido dar a conocer) somos seguidores del demonio, la gula, el vicio y la vida desordenada personificadas en el gigante bíblico Goliat, pero muy pocos de nosotros forman parte de la Iglesia, casi ninguno fue condenado en el Concilio de Nicea y, esto sí, absolutamente todos hemos escrito en algún momento de nuestras vidas "poesía satírica en latín, donde, expresando nuestro descontento, criticábamos a la Iglesia, a la sociedad establecida y al poder, así como composiciones líricas elogiando el vino, la taberna, el juego, las mujeres y el amor".

Más allá de esta aclaración, en esta entrada quiero sobre todo negar categóricamente la irresponsable acusación que nos hace wikipedia al final del texto: "En España, los goliardos eran llamados sopistas y, de ellos, derivaría la actual tuna". ¡Mentira! Rechazamos tajantemente cualquier relación de parentesco con los tunos. Si alguien ha llegado a pensar, aunque sea por un instante, que la afirmación de wikipedia es cierta aceptamos gustosamente hacernos la prueba del ADN para limpiar nuestros mancillados nombres, convencidos de que ningún tuno de este planeta ni de ningún otro es descendiente nuestro.

Hemos dicho.


7 comentarios:

Jorgemarmor dijo...

Veo que tú, goliardo, tienes influencias en las altas esferas suecas consiguiendo que te cedan el legendario wasa para tus incursiones telemáticas.

Yo te apoyo fielmente desde el interior de mi hígado y afirmo categóricamente el aislamiento genético que me separa de esos entes llamados tunos.

Por lo demás, cansado ya de escribir poesía satírica en latín, reniego de la Iglesia, de la sociedad establecida y del poder. Además apoyo el vino (y derivados de la cebada malteada) y lo financio fervosamente a diario.

Con esto y a la espera de mayor influencia de este sitio en la caída del orden establecido:

Coco Reilly

Lobo de bar dijo...

Coco J. Reilly, veo que estás casi opositando para formar parte de la conjura.

Por nuestra parte, eres casi un goliardo más, pero si quieres ganarte un sitio fijo en este eximio blog tendrás que pagarte unos cubatas.

Los suecos me prestaron el Wasa pensando que yo también naufragaría, pero no contaban con mi habilidad y mi suerte, muy superior a la suya.

Anónimo dijo...

Antes cortarme a las venas a que me asemejen, siquiera desde lejos a esa gentuza que son los tunos. Nosotros, gente de vida disipada y que loamos a las mujeres, jamás podríamos llegar al nivel de degradación de ponernos ese tipo de atuendo (más que nada rectifico porque iba a poner saltar y cantar en calzones) delante de bellas señoritas. Exijo a Wikipedia una rectificación o podrán empezar a recibir el influjo de Exú y su magia negra sobre su red social. Sin más, se despide...

Tubarao

Lobo de bar dijo...

Menos mal que exú nos protege

Daniela dijo...

Mal que les pese, ustedes se hacen llamar Goliardos porque son unos románticos empdernidos!!!!!!

Daniela dijo...

Mal que les pese, ustedes se hacen llamar Goliardos porque son unos románticos empdernidos!!!!!!

Lobo de Bar dijo...

También podría ser.