jueves, 20 de agosto de 2009

Adán Buenosayres

Profesor Marmordo: Con gran pena acabo de terminar de leer Adán Buenosayres, de Leopoldo Marechal, uno de los mejores libros que han pasado ante mis cansados ojos.

Esta obra, asaz difícil de conseguir incluso en su país de origen (Argentina), llegó a mis manos como un regalo por el que deberé eterna gratitud a su hacedor.

Como se nos explica en el breve “Prólogo Indispensable”, el libro está dividido en 7 partes: las cinco primeras narradas en tercera persona por el autor, y la 6ª y la 7ª en primera persona, presuntamente escritas por el propio Adán Buenosayres.

En los cinco primeros capítulos se nos relatan los dos días de la metafísica vida del protagonista utilizando un tono entre épico y lírico. Las aventuras de Adán Buenosayres junto a sus amigos (que no son sino trasuntos de integrantes del grupo martinferrista, compañeros del propio Marechal, como Borges, Xul Solar, Scalabrini Ortiz o Jacobo Fijman) están plagadas de cultismos, diálogos absurdos y/o filosóficos y fino humor en una sucesión de escenas delirantes e inolvidables.

El sexto capítulo, el más poético, nos habla de la evolución del alma atormentada y enamoradiza de Adán, mientras que el séptimo, que ocupa casi la mitad de la novela, es una irónica revisión del viaje a los infiernos de Dante, extrapolado a un erebo personal donde se exponen los defectos de la época y el país.

Esta magnífica obra ofrece material para escribir una tesis, y no de las cortas, pero por problemas de extensión me limitaré a decir que destaca por la libertad de sus planteamientos, por su capacidad crítica, su rico vocabulario, su soterrado lirismo y su elegante humor. Ofrece cierta dificultad de lectura y es bastante extenso, pero estos sacrificios son nimios si los comparamos con el deleite intelectual que aporta a quien se adentra en sus páginas.

Es una vergüenza que sea un libro tan difícil de conseguir y tan poco conocido por el gran público. Pero tranquilos, la prensa dice que hoy la gente lee más que nunca y que eso es bueno aunque lo leído sea el prospecto del Prozac, el Marca o Dan Brown.

8 comentarios:

Eximia Lectora dijo...

Me alegro que te haya gustado, profesor Marmordo!
No sabía que la gente leía más (?)
y sé qué es Prozac y Dan Brown pero no qué es "Marca"(?)
Saludos desde la tierra de Adán.

Elena dijo...

Eso si lo se yo! es un periódico deportivo de este lado.

Zé Tubarâo dijo...

Tras una mañana de burocracia y aportación de pruebas médicas (por si cuela por mi mala cabeza)en el INAEM, un buen corte de pelo y sacarme la licencia de pesca, esta tarde con obras y dolby surround de golpes de martillo en la cocina, decido que me vuelvo a ir al Pirineo. Esta noche y las que vienen fiestas en Escarrilla. Bingos de mil pavos. Caciquismo. Verbenas.

INNIN

rousecairos@gmail.com dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eximia Lectora dijo...

Gracias Elena. Con tu aporte he reconstruido el sentido de esa enumeración final aparentemente caótica pero tan significativa.

Qué suerte los que van a los Pirineos en medio del verano ardiente. Suerte para todos.

Vinicius Mond dijo...

Muerte a Dan Brown!!!

carlos baute dijo...

Noto a Vinicius extremadamente activo. Promete ser un otoño apasionante. En cuanto cierren las terrazas de los bares y los pueblos pirenaicos echen el telón de fiestas, aquí se lía parda.

Lobo de Bar dijo...

Carlos Baute, estamos deseando que quiten tu jeto del Corte Inglés. A ver con qué nos sorprenden en la campaña de otoño...

Marca no es sólo un periódico deportivo, es de largo el diario más leído en España.

De Dan Brown prefiero no hablar.