lunes, 13 de diciembre de 2010

Prohibiciones chungas

El bueno de mi Tío Matt, tan ocupado siempre con sus peregrinaciones, se prodiga por aquí menos de lo que me gustaría. No obstante, hoy nos manda un par de fotos de un curioso cartel que vimos en San Petersburgo, en el fuerte de Pedro Pablo.

En él se aprecia que hay un montón de cosas prohibidas por allá, como por ejemplo el suicidio mediante salto al vacío desde la torre.

Pero, sin duda, la más terrible de todas las prohibiciones es la de la foto inferior: prohibido beber oporto a morro abrazado a una farola.

6 comentarios:

oria dijo...

Harto complicado lo de beber sin sujetarse en las farolas.

raúl dijo...

curioso. no se puede ir en calzoncillos tampoco, deduzco, ni ir por ahí partiendo árboles. te prohiben las cosas más divertidas, joer!

P. Lavilha dijo...

Y lo de que no se pueda esquiar ya clama al cielo.

Prometeo dijo...

¡Ya era hora de que alguien prohibiera a esos putos saxofonistas callejeros!

Sr. Chinaski dijo...

Hombre pues el prohibido ser Hitler y el prohibido usar básculas de las antiguas tampoco está mal.

Lobo de Bar dijo...

Me quedé con ganas de icumplir la mayoría de ellas, sobre todo la de ser Hitler y la de tirarme desde la torre.