lunes, 27 de abril de 2009

Ubú rey

Fui el sábado a ver Ubú rey en el principal y grandísima fue mi sorpresa al contemplar la escasez de público que había en el teatro. Apenas llenaríamos cinco filas con los palcos vacíos. Ante tan extraño y desolador acontecimiento no puedo sino preguntarme los motivos que lo puedan justificar. ¿Fue casualidad?, ¿los planetas se alinearon en una extraña combinación?, ¿tuvo malas críticas?, ¿fue poco o mal publicitada?, ¿es una obra poco conocida?, ¿la culpa fue de la crisis y el elevado precio del teatro?

Quién sabe... Creo que es una pena porque la obra es muy buena y la representación estuvo a la altura. Para quien no la conozca apuntaré que fue escrita por Alfred Jarry (creador, entre otras cosas, de la patafísica) a finales del XIX. Es una divertida y alocada sátira de Macbeth. Ubú es un arribista sin escrúpulos, cobarde y ambicioso sin medida, que había sido rey de Aragón y, desterrado en Polonia, trata de derrocar a su soberano. El resto de personajes, su sádica mujer, la militar lesbiana, el amanerado hijo del rey de Polonia, etc, también son caricaturas cercanas al absurdo que Jarry utiliza para reírse corrosivamente de los oscuros entramados del poder, las más bajas pasiones de los bímanos y los tópicos del género.

Confiemos en que no se vuelva a repetir tamaño despropósito y no vuelva a pasar desapercibida una joya como ésta. Puestos a soñar, confiemos también en que un día nos podamos levantar en un nuevo mundo donde las grandes obras tienen éxitos abrumadores, el público es exigente y despierto, la audiencia de la telebasura cae con estrépito y sus falsas estrellas mediáticas son sometidas pública y verídicamente a tortura. Si es mucho pedir, puede que me conforme con que vuelvan a ampliar el horario de los bares para que sea posible compatibilizar más fácilmente el gusto por el arte y el gusto por la vida desordenada.

Demasiado optimismo para ser lunes, ¿será porque esta semana es más corta?

3 comentarios:

Jorgemarmor dijo...

Y ya ves, Zaragoza capital de la cultura. Los cojones! no se si será por la escasa oferta, el alto precio o la gente estúpida.

También quiero anotar que la música en directo también es cultura, y este estúpido ayuntamiento nuestro no hace más que poner trabas a los conciertos. No va a haber más desórdenes ni más alcohólicos por haber conciertos. De hecho la gente en un concierto bebe menos probablemente que simplemente escuchando música pregrabada.

Coco revolucionario

edhigy dijo...

La patafísica... algún día llegaré a entenderla.

Yo no fui, porque tampoco me enteré. Desastre.

Lobo de bar dijo...

Yo escribí una carta al Colegio de Patafísica de Paris para ver si me admitían en sus ilustres cursos con el objeto de montar una satrapía por estas tierras, pero no hay forma.