viernes, 12 de junio de 2009

Hombre mirando al Noreste

Tío Matt (de Bar): He dejado a mi sobrino Lobo de Bar dándose una vuelta por Santa Fe (de la Veracruz). Me ha pedido que escriba algo en el blog y que pida disculpas de su parte por su ausencia en los últimos días.

Creo que tenía la intención de ir relatando sus aventuras casi a diario, pero estaba tan ocupado viviéndolas que no tuvo tiempo de transcribirlas. En mi opinión hizo bien, siempre podrá volver a ellas en el futuro y postearlas por aquí, incluyendo fotos, cuidando más el estilo, etcétera.

Por eso sólo les adelantaré que estuvimos en Buenos Aires disfrutando de una ciudad en la que Lobo de Bar dijo que se quedaría a vivir (yo no, yo soy un vagabundo incapaz de establecer una residencia fija, aunque admito que Buenos Aires tiene mucho encanto).

Después fuimos a las cataratas del Iguazú, impresionante espectáculo, de lo más increíble que la naturaleza ha creado en este planeta. Visitamos el lado brasileño y el argentino en dos días de actividad frenética.

La siguiente parada fue San Ignacio, para ver las decadentes ruinas de las misiones que establecieron los jesuitas en lo que hoy son Argentina, Paraguay y Brasil. Ahora hemos llegado a Santa Fe, donde creemos que vamos a ser muy bien acogidos.

Sobre la actividad erótico sentimental de mi sobrino prefiero no hablar, quizá se ocupe un día el escabroso Dr. Strangelove.

Para más detalles de los lugares visitados, como dije, esperen al regreso a la rutina de Lobo de Bar, de momento, dejen que disfrute.

Por cierto, el título del post hace referencia a la ópera prima de Eliseo Subiela (El lado oscuro del corazón), película muy interesante que me recomendó el Dr. Strangelove y que quizá analice un día en esta bitácora. El nombre es en realidad "Hombre mirando al Sudeste", pero desde aquí, si Lobo de Bar quiere mirar a España, tiene que mirar al Noreste...

Saludos,
Matt

15 comentarios:

Coco dijo...

Disfruta, disfruta que el resto seguimos con la vida aquí. Utiliza este paréntesis (y todos los que te sueles tomar) para reencontrar tu yo Chinaski. Viaja, descubre, conoce, averigua, escribe, dibuja, fotografía y haz todo lo que puedas, que cuando mueras ya nada te quede por hacer, porque a partir de ahí no hay tiempo para nada.

Coco Envidioso (voy a mantener este nombre mientras estés por ahí, "joputa")

Túbal dijo...

Tio Matt sigue mostrandonos el mundo exterior y cuida de tu Sobrino.

Ojalá Supergoma cumpla tus deseos.

Elena dijo...

Querido tío Matt:

Cuanto nos hemos alegrado de recibir noticias vuestras, aún más de vuestro disfrute frenético gastromónico erótico sentimental paisajístico y aventurero.

Si al final Supergoma no puede cumplir los deseos de su sobrino, pobre...ten en cuenta que es un superhéroe en sus comienzos.

Y si lo cumple, joer, que su sobrino, por los menos nos mande las fotos!!!!

Bs al melenudo.

Túbal dijo...

Ande andaras¡¡¡¡¡¡

Lobo de bar dijo...

Sigo vivo (y muy vivo), no sus preocupéis.

Coco, maño, cómo nos ponemos de filosóficos a veces, no obstante, ya sabes que estoy muy de acuerdo con lo que dices, Moriarty me llamaban :p

Túbal y Elena, de momento no consigo que aparezca supergoma (nombre que, por otra parte, puede dar lugar a confusiones) así que temo que estaré de vuelta en menos de una semana, sniff... Si sabéis como tengo que invocarle, por favor, decídmelo!

Escribiría un post, los últimos días han sido bastante interesantes, pero está el ciber lleno de quechuas que me mirán mal para que deje el ordenator este, así que por mi integridad física lo dejo para mejor ocasión. Ya disculparán.

Besitos para ellas y un abrazo para ellos (JL en FM, in memoriam).

Coco dijo...

Filosófico? No me pongo, lo soy. Sólo que me suele dar pereza escribirlo. Si escribiera todas las rayadas que puedo pensar mientras ando por la calle...

Coco Envidioso

rousecairos@gmail.com dijo...

hola a todos! Soy Rouse y aparezco para dar fe del paso del mismísimo Lobo de Bar por la ciudad de Santa Fe, donde pudo apreciar parte de la vida cultural urbana y rural, ya que el domingo participó de una fiesta tradicional que rememora la fundación de la ciudad en el siglo XVI. También aparecieron por estas tierras, el Dr. Strangelove y el Prof. Marmordo, quienes participaron de un taller literario donde se leyó El Quijote y luego poesía contemporánea. Después volvió Lobo de Bar, recibiendo muchas invitaciones sociales para bailar y cantar. Finalmente partió con rumbo al Noroeste, donde existen paisajes únicos en el mundo como la Quebrada de Humahuaca.

Lobo de bar dijo...

Rouse cuenta la mayor parte de lo que iba a poner en un post, as'i que no me queda mucho m'as que decir.

En cuanto a lo de bailar y cantar... puede que cantara un poco de H'eroes para mostrar las particularidades del acento ma;o, pero si bail'e, que no creo, no me acuerdo...

Anónimo dijo...

Yo no lo vi bailar a Lobo de Bar pero así comentaron quienes lo vieron en una fiesta que se realizó en los galpones de una estación de trenes... En cualquier caso, dijeron que lo pasó bien, lamentando tener que retirarse para madrugar al otro día, porque la sacrificada vida del viajero es así.

Coco dijo...

Lobo de Bar se hace mayor (y el tío Matt más). Antiguamente habría empalmado para lo que tuviera que hacer a tempranas horas.

Coco Envidioso

Elena dijo...

http://vimeo.com/1211060?pg=embed&sec=1211060&hd=1


otro sobrino, quizás?

Coco dijo...

Joder, el video es genial. Quehijosdeputa, asi va el mundo, todo el mundo a viajar y nadie trabaja.

Coco Envidioso

Elena dijo...

yo soy la pringadilla que trabaja y nunca se ve a ningun lado, sniff...

Lobo de bar dijo...

Qué cabrón el tipo del video, aunque si es sobrino de un tío Matt, no cabe duda de que no es de Matt de Bar. Cabrón por lo que ha viajado es, pero pringao... también un rato.

En fin, Coco, en cuanto a lo de que me hago mayor admito cualquier desafío farril-alcohólico, siempre y cuando sea en las mismas condiciones de madrugón al día siguiente. En el caso comentado me retiré a las cinco para levantarme borracho y acostarme borracho al día siguiente. Estoy en plena forma :p

Elena dijo...

si, si , pringao, yo tambien quiero ser asi de pringá