martes, 12 de abril de 2011

El Tribunal Estético de la Inquisición en Campeche

Circunstancias: Campeche es una bonita urbe de la península de Yucatán declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se caracteriza por la homogeneidad de sus edificaciones coloniales y por su hermoso colorido. También por el sistema de defensa que la protegía de los ataques piratas, consistente en una muralla con baluartes y en dos pequeños fuertes. Se conservan la mayoría de los baluartes y los dos fuertes, de la muralla apenas quedan dos tramos.

Pocas pegas se pueden poner a tan bella ciudad desde el punto de vista estético (desde el punto de vista turístico quizá falten bares en condiciones), probablemente por eso resultan más flagrantes los atentados contra el buen gusto.

Delitos imputados: La construcción de edificios contrarios a la colorida armonía del centro histórico esta penada por este tribunal. El edificio blanco de la izquierda es un ejemplo.

La expansión de la ciudad es bastante fea, como en tantos otros casos, pero lo más lamentable es que en el pasado se decidió ganar metros al mar alejándolo del centro histórico para construir una avenida horrenda con desatinos como éste:

Sentencia: Este Tribunal condena a los constructores de los edificios, a sus propietarios y a los responsables políticos que licitaron la obra a derruirlos a cabezazos. Se investigará si en alguno de los casos hubo destrucción de patrimonio premeditada, de ser así, tras la demolición, se colgará a los culpables de los pies en el fuerte de San Juan en lo Alto, hasta que mueran o hasta que les saquen los cuervos los ojos, lo que suceda antes.

A los responsables de la Avenida Horrenda y de no hacer un Malecón en condiciones a costa de alejar las buenas vistas de las murallas les condenamos a muerte por ahogamiento. Se les lanzará a las profundidades marinas atados a gruesos ejemplares de tratados de urbanismo.

El Tribunal Estético de la Inquisición ha dicho.

8 comentarios:

raúl dijo...

me parece una sentencia ajustada, dado lo flagrante del delito. derribar todo lo horrendamente construido a cabezazos es muy ocurrente, y muy oportuno.

Túbal dijo...

Gran sentencia.

Parece que con esta sección el tribunal va a tener trabajo para mucho tiempo.

Propongo al tribunal una visita a Aínsa para comparar la belleza del casco antiguo, con el horripilante hormigonazo de la zona de expansión.

¡¡¡¡¡A la hoguera con ellos!!!!!!!

Sergio dijo...

Toda la vida Valencia ha sido una ciudad edificada de espaldas al mar, donde la zona portuaria y aledaños era considerada la zona urbana más degradada y viciosa.
Desde que vino la America´s Cup se le dió una vuelta y se re-urbanizó, rediseñando avenidas y jardines, edificios emblemáticos y se orientó el ocio hacia el puerto.
Sigue habiendo el mismo vicio, pero ahora tiene mucho glamour.

Sr. Chinaski dijo...

AAAAAAAMEEEEEEENNNN

Sr. Chinaski

Lobo de Bar dijo...

Estoy de acuerdo con las condenas, aunque las veo un poco suaves, espero que el Tribunal gane en iniquidad conforme vaya cogiendo confianza...

Sincopada dijo...

Doy mi bendición, con permiso, y mi completo acuerdo.
Además, propondría hacerles esnifar todo el polvo resultante del derribo (para, así, no embrutecer el resto de lindas edificaciones)y ataría sendos bloques de hormigón a sus pelotas y pies para dejarles caer al mar, en el patio de recreo de algún banco de tiburones famélicos.
Si es que "el dinero es nuestro Dios", joder, da asco.

Sergio dijo...

Iba a establecer una condena, pero leído a Sincopada ya no me atrevo. Hágase!!! (solo añadiría incluir sus restos mortales en fundas de discos de reggeaton y dispersarlos al viento)

Lobo de Bar dijo...

Me parecen completamente justas tales condenas.

Bienvenida, Sincopada.