viernes, 22 de julio de 2011

Carpe Pulvem o El día que Marmordo no folló por culpa de Cela

Dr. Strangelove: Cometemos en la vida infinidad de errores, los goliardos incluso más que la media de la humanidad dada nuestra querencia por hacer las cosas mal, pero las cagadas del Profesor Marmordo son un espectáculo.

Una buena amiga sostiene que nunca se debe desperdiciar un buen polvo, y que un polvo no echado no se puede recuperar. Marmordo, goliardo soñador y distraído, no ha seguido tal consejo en muchas ocasiones.

Una de las últimas merece mi más sincera reprobación. Era jueves y el profesor se había retirado al Bar, ese templo de la sabidurida, con el objeto de terminar con San Camilo, 1936, de Cela, un libro que se le estaba atragantando.

Fue entonces cuando recibió la llamada que todo hombre desea: una sensual mujer con la que había intercambiado moderadamente fluidos, requería su presencia. Estaba borracha y aquello olía a sexo, a buen sexo incluso.

El inepto goliardo, tras pensárselo unos segundos, decidió que era más importante acabar con el jodido libro de Cela a base de un buen trasiego de alcohol. Intentó convencerse de que le daba pereza ir y de que con aquel rechazo ganaría atractivo para la hermosa dama.

Se acabó el indigesto libro, y la muchacha no le dio otra oportunidad.

Espero que haya aprendido la lección, aunque temo que no sea así dada su contumaz trayectoria. No me hagan hablar de aquella vez en que se podría haber acostado con cuatro mujeres distintas en un mismo día y se conformó con una y con pillarse una borrachera escandalosa y denigrante...

11 comentarios:

raúl dijo...

creía que iba a perder la oportunidad sexual por tratar de imitar la capacidad de absorción celiana delante de la chica!! se le quitarían las ganas a cualquiera, muy comprensiblemente, ante un espectáculo así. o no. vete tú a saber.

Lobo de Bar dijo...

En el fondo el profesor actuó coherentemente con los principios goliardescos: hizo las cosas mal cuando podría haberlas hecho bien. No sé a qué viene tanto reproche.

La imagen de Cela demostrando su habilidad puede provocar impotencia y frigidez.

Sincopada dijo...

Me parece aberrante perder un polvo por culpa del sr. Cela, creo que hasta debe estar en el código penal o el civil o cualquier otro...aún así, en cierta ocasión dijo algo que me gustó mucho cuando le pillaron durmiendo en su silloncito de la Real Academia de la Lengua. Do you remember?

Kissessss.

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

¡¡Qué buena entrada!!
Como diría el refrán folla como si tuvieras 18, ama como si tuvieras 81. No es el caso del protagonista de tú historia, pero seguro que esta pequeña delirante acotación te sirve para la próxima entrada.
Un saludo!

Lobo de Bar dijo...

Supongo que te refieres, Sincopada, a eso de que no es lo mismo estar dormido que estar durmiendo... :p

Bienvenido No.me.pises.que.llevo.chanclas. , sobre si Marmordo folla como uno de 18 no tengo ni idea (ni ganas de tenerla), pero creo que ama no como si fuera uno de 81 sino como si fuera 81 personas a la vez.

La Chunga dijo...

Y por qué presupone que el polvo podría haber sido bueno?

Sergio dijo...

Claro, después de tan mítica entrevista y reflexionar por tamaña habilidad, pasado el tiempo te pasas a Gran Hermano,... normal.

p.d. mi más sincero pésame para el profesor.

Sincopada dijo...

Pues sí, a eso mismo me refería, cuando replicó que "no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo"...filosofía pura, diría yo.

Kisses....

Profesor Marmordo dijo...

Soy un completo incomprendido. Admito que esto fue una cagada (se presuponía buen polvo por el aspecto de la fémina), pero otras veces me guío por el corazón, no todo es sexo en esta vida.

beatriz dijo...

hola!
no estoy de acuerdo
Cela sólo hay uno joder, hay mil polvos como el que te perdiste
la prueba es que tras muchos de años de Cela muerto, el libro coñazo te enganchó. A la chica solo te la hubieras tirado de estar viva, verdad?
dime que si

Profesor Marmordo dijo...

Jajaja, gracias por el apoyo. Creo que en realidad, con lo mal que se portó esta chica, no merece el polvo ni viva ni muerta :p

Tranquila, que aún no me ha dado por la necrofilia.