domingo, 21 de agosto de 2011

La comedia en el cine, una visión (I)

Dr. Strangelove: Siempre he pensado que hacer reír es un verdadero arte, y uno de los más difíciles.

En el cine, es relativamente fácil conquistar a un público bien predispuesto y poco exigente con esas comedietas para púberes con humor chabacano y de chistes trillados. En un día que estemos relajados estas películas pueden hacernos reír e incluso descojonarnos, pero desde un análisis serio, suelen ser una auténtica mierda, mediocres o, a lo sumo, pasables. Ejemplos: Dos tontos muy tontos, Algo pasa con Mary, Los padres de ella (respectivamente).

Si buscamos las comedias mejor valoradas por la crítica solemos encontrar lo contrario: grandes películas clásicas cuyo sentido del humor percibimos hoy algo rancio o incluso ñoño. Puede hacernos sonreír, a veces con condescendencia, pero rara vez nos hace soltar una carcajada. Ejemplos: Tiempos modernos, Ser o no ser, Una noche en la ópera, El maquinista de la general, Historias de Filadelfia, Arsénico por compasión, La fiera de mi niña...

Quizá la comedia negra es la que ha ofrecido las películas que mejor han compatibilizado calidad y profundidad con gracia, al menos para gente de gustos sombríos como un servidor. Aquí encontramos a Billy Wilder en posición de honor (Uno, dos, tres, El apartamento, Con faldas y a lo loco, Primera plana...) , a los hermanos Coen de El gran Lebowsky, a Guy Ritchie en Lock & Stock, al Woody Allen de, por ejemplo, Desmontando a Harry, y obras maestras como ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú.

El humor absurdo, tan del gusto de los goliardos, también ha estado bien representado. Sobre todo por los Monty Python cuando actuaban en equipo y, en menor medida, después, destacando la carrera como director del irregular y a veces genial Terry Gilliam.

Por estábamos hablando del cine americano y esto se puede extender en exceso, en el próximo post hablaré de la comedia en el mundo.

Os dejo la única escena que compartieron dos maestros:

4 comentarios:

Sergio dijo...

Todas las referencias son soberbias. Añado de los Coen, Arizona Baby.
;)

Sincopada dijo...

Wilder es mi favorito, los diálogos son impresionantes, aún así el cine europeo tb ha dado algunas joyas de la risión (una de las mejores, para mí, "Amanece que no es poco", cada año hay q revisarla y si puede ser con amigos y fumao). Todas las que nombras me parecen buenas, pero donde esté el dios wilder.....

Kisses.

Lobo de Bar dijo...

Strangelove, yo creo que deberías haber mencionado Aterriza como puedas, no llega a peliculón pero su humor absurdo tiene su punto...

Dr. Strangelove dijo...

Bueno, podría haberla mencionado, pero leyendo el nombre de Billy Wilder un poco más arriba me cuesta aceptarlo...

Me gusta el sentido del humor de los Coen, aunque generalmente no es de carcajada, pero en muchas películas hay golpes buenos, además del tono jocoso de la mencionada Arizona Baby o de O'Brother. También tienen comedias más flojas, sobre todo las recientes, como Crueldad intolerable.