jueves, 4 de marzo de 2010

La profesión del futuro

He pasado mucho tiempo pensando en cuál sería el trabajo óptimo para un ser de amplias inquietudes y demostrada generación sin llegar a una conclusión categórica.

No es fácil contentar a un servidor, no bastaría con un trabajo sencillo ni con uno que me reportara increíbles ganancias, tendría que aportarme algo más y sin que me aburra, casi nada...

¿Actor porno? ¿jugador profesional de póker? ¿probador de colchones? ¿poeta maldito? ¿dueño de un bar? ¿controlador aéreo?... A todo le encontraba inconvenientes.

Pero el otro día, sumergido en un vaso de vino, pensando en cómo podría aprovechar mis dotes críticas, consciente de no alcanzar el nivel del Dr. Strangelove y del Profesor Marmordo en sus campos respectivos, se me ocurrió algo parecido a una idea: ¿y si me hago crítico de bares?

Es un campo que domino de forma apabullante, llevo más de 15 años de carrera con una dedicación que ni los mejores científicos, si hasta mi apellido hace referencia a ello...

Igual que antes de ir a ver una película o de comprarse un libro, el público quiere y necesita consejos y críticas sobre los bares de su ciudad. ¿Qué música encontrarán? ¿qué clase de decoración? ¿cuáles son las bebidas disponibles? ¿y su calidad? ¿el barman es un tipo con carisma o un patán?

No sé como no se me ocurrió antes, he aquí el futuro. Me dejaré invitar por el dueño del bar que sea (a ser posible a Wild Turkey) si desea una crítica profesional de su establecimiento, pero advierto que soy insobornable.

Como el resto de críticos no seré objetivo y advierto de antemano que, antes que este tipo de bares:




prefiero estos otros:

7 comentarios:

P. Lavilha dijo...

Dios mío, Alabama Song puede ser la banda sonora de mi vida.

Well, show me the way to the next whiskey bar.
Oh! Don´t ask why...

Sr. Chinaski dijo...

Comparto tu opinión, P., y sí Lobo, puede ser el trabajo de tu vida, y el que provocó tu cirrosis. De todos modos que más da. Ya superas la vida media de los vividores: Hendrix,Joplin, Morrison, etc.

Sr. Chinaski

raúl dijo...

podrías inaugurar un sistema de clasificación de bares, como las estrellas hoteleras y los tenedores de los restaurantes. un bar de 5 jarras, o 5 matts, o lo que sea, cuando reúna las condiciones de calidad en los licores, atención camarera, músicas oportunas y perversión adecuada. y bueno, siempre mejor un whiskey bar, claro, pero sin el mundo gay no existirían hoy los afters. mejor que haya de todo en la viña del señor!!

P. Lavilha dijo...

¿Qué dices, chino loco?

la chunga dijo...

No debería ser tan estrecho de miras y probar un paseo a media mañana por un parque público con ese slip azul eléctrico acompañado de ese peculiar can crestado chino

Lobo de Bar dijo...

No soy estrecho de miras, me parece muy bien que existan ese tipo de bares, pero todo el mundo tiene sus preferencias y las mías son de carácter goliardesco, no podía ser de otra forma.

No he visto la imagen del slip azul y el can crestado, creo que cambia cada vez que pinchas. ¿Quién será ese anónimos chino loco? ¿Véis lo que pasa por quitar la palabra de verificación...?

Sr. Chinaski dijo...

Según el translator de google el chinuki dijo:

沒有友情,人生何樂?
No hay amistad, la vida, lo que la música?

Y si le dais a los puntos que hay al lado te lleva a una página de contactos o algo así.

Sr. Chinaski Chino