martes, 26 de mayo de 2009

De cubanos y de amores enfermizos

Dr. Strangelove: Ayer Lobo de bar consiguió planchar según se propuso, pero no por eso considero que se enderezase como el sostenía que iba a hacer. Desde luego, disfrutó mucho más del rato que estuvo abandonándose en el bukowskinihilismo que planchando, y eso lo dice todo. Pero por un día, dejémosle tranquilo que, como ha puesto por ahí en una encuesta, tiene una cena de trabajo. Ya veremos mañana cómo se le ha dado...

Hoy volvamos a la senda cultural de la bitácora hablando de cine. Después de asistir a un ciclo sobre Tomás Gutiérrez Alea, director cubano creo que no muy conocido por los neófitos salvo quizá por sus últimas películas: "Fresa y chocolate" y "Guantanamera", quería destacar algunas de sus virtudes por si hay lectores que se animan a asomarse a su cine. Sus películas, generalmente comedias, esconden una sorprendente negrura, una crítica a la situación de Cuba y un desconsolado análisis de la condición humana en términos más amplios. Critica la desigualdad prerrevolucionaria, la envidia y la ambición de los desposeídos por el nuevo régimen, su arrogante decadencia, muchas veces su falta de valor, pero también critica aspectos de la revolución como la falta de libertades y de información, la ausencia de pensamiento crítico, la intolerancia hacia colectivos como el de los homosexuales, la envidia y la dejadez, el comportamiento de manada e incluso la vagancia de una parte de la masa, etc. Y todo esto lo hace con sentido del humor y, casi siempre, sin ser demasiado discursivo, construyendo personajes muy completos, muchas veces magníficos en su humanidad. Además de ser un gran director, creo que su visión sobre Cuba en los últimos 50 años es muy lúcida e interesante, ya que no se adentra en los habituales panfletos de uno u otro signo. De las películas que vi me parecen las más sobresalientes la experimental "Memorias del subdesarrollo", la comedia negra "Muerte de un burócrata", "Las doce sillas", basada en una novela que también adaptaría Mel Brooks, y la citada "Fresa y chocolate", que crece gracias a la actuación de Jorge Perugorría.

También quería hablar de "El amor de Swann", basada en la obra de Marcel Proust. La dirige Volker Schlöndorff, que había adaptado con relativo éxito la también difícil "El tambor de hojalata". Esta vez se quedó algo más lejos del original. Perdiendo, creo que de forma casi inevitable, buena parte de las virtudes de la novela, se centra en el enfermizo amor de Swann por Odette. Un amor tan irracional como casi todos pero con el agravante de la contumacia y la consciencia del error. Jeremy Irons interpreta al sufrido Swann y Ornella Mutti a una irresistible Odette de Crecy, Alain Delon tiene un pequeño pero interesante papel (el del Barón de Charlus). A pesar de tan buen reparto, de la experiencia de su director y del atractivo del planteamiento y la fotografía, el resultado es un poco plano. En cualquier caso, si a alguno le apetece ver una película de época que representa uno de esos amores obsesivos y locos (en el mal sentido de la palabra) que todos hemos padecido alguna vez, ahí está.

Quizá Swann (y también alguno de nosotros en algún momento de nuestras vidas) pensaba como un personaje de "La última película": "Estar loco por una mujer como ella no es estar equivocado".

6 comentarios:

Coco dijo...

1658 películas, es que no paras.

Coco 504

Elena dijo...

Marquis (1989) de Henri Xhonneux, es una peli belga curiosa, si está entre tus 1658...es que eres una maquinica cinéfila. A mi me sorprendió.

Nota: yo me acuerdo de ver la peli pero he tenido que consultar wikipedia

Túbal dijo...

Siempre me sorprendeis :):). Joder que cultura.

Pero eso de ver a un conejo hablandole a su polla de madera no se olvida. Gran y curiosa peli. ;)

Lobo de bar dijo...

Coco, el Dr. Strangelove hace lo que puede para alcanzar a Misfit (5445), aunque esta semana creo que ha aflojado el ritmo.

Elena, el Dr. no ha tenido el gusto de ver tan particular película, pero conociendo sus extraños gustos y su afición por el Marqués creo que hará todo lo que esté en tu mano por subsanar su error.

Túbal, el tipo de la foto eres tú con la peluca pelirroja que tú ya sabes? :p

Lobo de bar dijo...

Por cierto, veo que aquí mucho hablar de cine raro pero nadie se atreve con los amores enfermizos... ¿hay mucho resquemor o qué?

:p

Elena dijo...

...un poco