domingo, 10 de mayo de 2009

Métodos de no ligoteo (I)

Siento tener que seguir cobrando protagonismo, soy el Dr. Strangelove, pero Lobo de bar no se encuentra en estado de ponerse a escribir. Lo cierto es que, aparte de la resaca, es consciente de que su actuación de ayer fue, una vez más, deplorable, y no se ve capaz de enfrentarse a la opinión y a la crítica de su público. Le dejamos terminándose las fresas con zumo de naranja y escuchando a Battiato y a Seu Jorge.

Es fácil opinar desde fuera y a toro pasado todos somos Manolete, pero Lobo de bar, ayer se veía claramente que lo estabas haciendo muy mal. Analicemos tus errores:

1. Ver "Quiéreme si te atreves". Es una gran película, con elementos discutibles en su guión (sobre todo al final), pero innovadora y muy interesante, además de bonita. Pero Lobo de bar, ver una película de amor estereotipo con una mujer tan bella como Marion Cotillard antes de irte de farra no podía hacer más que predisponerte a un nivel de exigencia a todas luces excesivo. Tú mismo dijiste, después de haber llorado, que te vi (marica), ¿dónde está mi Sophie?.

2. Dar un largo paseo hasta el pabellón puente y librándote de mojarte por pura casualidad para despejar tu castigado cerebro estuvo bien, pero se te acabó el carrete de la cámara al poco de salir de casa, mala señal.

3. Invitar a casa a tus amigos, aunque te arrepientas el domingo a la hora de recoger no es, en principio, algo malo. Sin embargo, sabías que se iban a presentar tarde y que no saldrías a la hora conveniente sino bien entrada la noche, acortando gravemente tu horario de actuación.

4. Hacer caipirinha tampoco fue una idea acertada. Primero porque te pillas unas tajadas absurdas y segundo porque te iba a entrar la saudade de forma preocupante, más si te pones a ver fotos de Brasil.

5. Ponerte camisa también fue un error. Te dejaste arrastrar por la presión del ambiente y por ciertas ideas preconcebidas que no tengo muy claro si son ciertas. No tenías más que mirarte al espejo: no eras tú mismo.

6. Desaprovechaste el rato en el que te encontrabas mejor: animado, divertido, carismático, paliqueando con los amigos con los que llevabas toda la noche.

7. Dejaste todo a una carta, en un bar en el que tampoco te sientes especialmente cómodo.

8. Balbuceabas como consecuencia de la ingestión de caipirinha y de no cumplir tus propósitos: dijiste que te ibas a pedir una coca cola y seguiste bebiendo whisky. Mal.

9. La verdad es que tampoco te acompañó la suerte. A pesar de que tu nivel de exigencia era terriblemente alto por tu propia forma de ser y por lo explicado en el punto 1, encontraste un objetivo más que digno y, más allá de los balbuceos, no lo hiciste del todo mal, pero no funcionó.

No te vengas abajo Lobo de bar, sabes que aunque el trabajo y las convenciones sociales limiten enormemente tu radio de actuación, eres capaz de enamorarte en una décima de segundo. ¿Quién te dice que no vayas a encontrar una persona especial mañana?

Lobo de bar: que te den por el culo Dr. Strangelove.

8 comentarios:

Jorgemarmor dijo...

Como testigo de las hazañas del Lobo de Bar, coincido plenamente con las críticas de nuestro amigo nazi reprimido, el Dr. Strangelove. La camisa no te pegaba ni con cola, además teniendo en cuenta lo que te tuvimos que dar la brasa para que te desabrochases ese botón. Parecias tu padre. Por lo demás, por lo que puedo llegar a recordar y teniendo en cuenta que me fui a casa mucho antes que tu por estar ya como una puta cuba, ibas a pico y pala en mochila por todo el antro ese de mierda caro y pijo de los cojones. Parecías un minero asturiano a escepción de no ir negro, aunque, como he dicho, no vi el final de la noche.

Con esto se despide el también muy perjudicado al que le están proponiendo en este momento juegos de mesa y no se ve capaz:

Coco Bourbon

Anónimo dijo...

Pequeño Lobo no te desanimes. Persevera!!! Sabes que tú puedes si quieres, si bien es también sabido que el alcohol no te ayuda en esta empresa. Por cierto,estabas muy guapo con camisa...

Tubarao

Rouse dijo...

Ante las opiniones contradictorias, sugiero una imagen de Lobo de Bar con camisa.

Rouse dijo...

último momento. El Dr. Strangelove ha pasado su día domingo viendo la película sobre un actor porno en decadencia (¡...!) a la que ha puntuado como "interesante".

Esperamos nos haga llegar sus reflexiones al respecto, las que bien pueden complementarse con las variantes especulaciones ya escritas sobre ligoteo y no ligoteo.

Jorgemarmor dijo...

Joder Rouse como controlas al Dr. Strangelove, lo tienes espiado hasta en la filmaffinity.

Coco antiespía

Rouse dijo...

ja ja, espero que no te pongas celoso. Lo que pasa es que precisamente mi relación con el afamado Doctor proviene de la mencionada página cinematográfica.

Lobo de bar dijo...

A ver... que los comentarios se me están yendo de las manos:

1. Afortunadamente no hay testimonio fotográfico de que me pusiera camisa, lo que me permitirá seguir preparando la conjura de forma anónima. De hecho, empiezo a creer que no me puse camisa y que no fue más que un efecto óptico.

2. La película sobre Ron Jeremy la tenía el Dr. Strangelove en la base de datos, cierto, pero no fue él quien decidió ponerla sino cierto amigo a quien por ahora no vamos a indentificar. El Dr. Strangelove la ha calificado como "Interesante", pues el personaje da bastante de sí (un tío bajito, peludo, con bigote, narcisista, glotón, tacaño, actor frustrado pero actor porno de éxito que estiman se ha acostado con más de 4.000 mujeres...) y está abordado desde diferentes y en muchas ocasiones acertadas perspectivas, aunque probablemente daba para más.

3. El Dr. Strangelove también vio "La huida" y "La chica del puente", que le parecieron mucho mejores películas, pero parece que eso no interesa...

:p

Rouse dijo...

Sólo aparezco en relación con el punto 3 del comentario de Lobo de Bar. Coincido en que La Fuga (así se la conoció en esta parte del mundo) y La chica del puente son mejores películas. Así que desmiento que eso no me importe.